Logo-TennisLife

El capitán francés de Copa Davis, Yannick Noah, se ha decantado finalmente por Jéremy Chardy para el partido individual contra Borna Coric que abrirá la final contra Croacia, según el sorteo celebrado hoy en Lille, escenario del duelo.

El segundo partido lo disputarán, si ninguno de los dos capitanes cambia los planes, Jo-Wilfried Tsonga frente a Marin Cilic, los dos tenistas de mejor palmarés de cada equipo.

El dobles medirá el próximo sábado a la pareja francesa formada por Pierre-Hugues Herbert y Nicolas Mahut frente a la croata Mate Pavic e Ivan Dodig.

El domingo se disputarán los dos duelos definitivos, previstos entre Chardy y Cilic, y Tsonga contra Coric.

El capitán francés justificó por su juego ofensivo la apuesta por Chardy (40 de la clasificación), pese a que tiene peor ránking que Lucas Pouille (32) y que es el único de los seleccionados que no tiene experiencia en una final.

"Tiene un potencial enorme y estoy contento de haber podido trabajar con él estos días. Mi impresión es que un partido de Copa Davis hay que salir a ganarlo, el que ataca gana. Jéremy es un gran atacante. Espero que juegue como él sabe. Será su primera final, pero todos soñamos con este momento", señaló.

Tampoco se mostró inquieto con Tsonga, pese a que el jugador ha estado siete meses ausente de las pistas y solo ha ganado un partido desde febrero pasado.

"No vale de nada jugar bien en enero, hay que hacerlo ahora. Ninguno de nuestros jugadores ha estado muy por encima de los demás, lo importante es que recobremos la energía del grupo. Tsonga me ha sorprendido", señaló Noah, que no descartó que Pouille juegue el domingo.

El capitán croata, Zeljko Krajan, por su parte, aseguró que se esperaba alguna sorpresa de parte de su homólogo, de quien dijo que "siempre es capaz de motivar a sus jugadores para llevarles a la victoria".

Agregó que se sienten preparados para afrontar la final, pese a que han tenido menos tiempo del habitual para prepararla, puesto que la instalación de la tierra batida en el estadio de Lille se retrasó porque el complejo albergó un partido de rugby.

En el mismo sentido se pronunció Cilic, el número uno croata, que aunque señaló que la superficie es "una de las mejores" se quejó de la iluminación que, a su juicio, dificulta ver los bordes de la pista.

El número 7 del mundo reconoció que la pista otorga cierta ventaja a los franceses, que ya conocen el estadio.

Coric, por su parte, consideró que no se siente favorito en su debut frente a Chardy, pese a tener un mejor ránking, y señaló que el partido está "al 50-50".

"He jugado tres veces contra Jérémy, he perdido dos, la última en tierra batida. Pero no siento presión, he jugado mi mejor tenis estos tres últimos meses. Voy a tratar de prolongarlo a partir de mañana", indicó.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright TennisLife México 2014

Diseño y Desarrollo por Sinfoni